¿Te gustaría lucir un liso perfecto en tu cabello, sin maltratarlo? Prueba esta máscara 100% natural…

En todo momento las mujeres buscan la forma de verse bien, hoy te damos a conocer un remedio con el cual podrás alisar tu cabello de manera completamente natural y sin tener que perder tiempo y dinero en el salón, si eres de las personas que prefieren usar  los métodos naturales para lograr los resultados de belleza que siempre han querido tener, esto es para ti.

Con tan solo añadir bicarbonato de sodio al champú tendrás el cabello que siempre has deseado, ya que el bicarbonato de sodio sirve para verse mejor en otras partes del cuerpo, y lucir deslumbrantes ante el mundo.

El bicarbonato siempre ha sido un limpiador y depurativo natural, y no solo se usa para cocinar, o para menjurjes mágicos medicinales; sino que hoy te mostramos cómo puedes usarlo a tu favor para parecer una estrella de cine.

⦁Pelo liso

Como lo dijimos al principio si colocas bicarbonato en tu champú lograrás el cabello deseado, ya que si ves que tu cabello está empezando a verse opaco, sin vida y que se carece de brillo que alguna vez tuvo, podría atribuirse a un exceso de acumulación de producto en el cuero cabelludo o en el cabello en sí.

Cuando vuelvas a lavarte el pelo, tomarás un poco de bicarbonato de sodio, se espolvorea con su champú y luego simplemente lo usarás como siempre, lo que hace es que actúa como un champú suavizante, oxigenándolo.

Otra Máscara para alisar el cabello

Ingredientes

100 g de leche de coco (¡Ojo: no es aceite!)
2 cdas. de zumo de limón
1 cda. de aceite de oliva
1,5 cda. de almidón de patata

Modo de empleo

Mezcla la maicena con el zumo de limón, y remueve bien, hasta obtener una mezcla homogénea.

Pon la mezcla de limón en una cacerola pequeña, añade la leche de coco y el aceite de oliva. ¡Pon la mezcla a calentar, pero no la dejes hervir!

Cuando la masa se espese, aplícala sobre tu cabello húmedo y limpio. Distribuye esta herramienta a todo lo largo del pelo, colócate un gorro plástico, y envuelve tu cabeza con una toalla. Deja actuar la mascarilla por 45 minutos, y después lávate la cabeza con un champú de sulfato.

El increíble efecto de esta mascarilla se puede apreciar después del primer procedimiento: ¡Un cabello sedoso, brillante y muy obediente! Después de esto, de seguro nunca más querrás recurrir a un salón de belleza, en busca del lacio perfecto. Comparte este truco con tus amigos y amigas de las redes sociales…