¿Quieres a tu perro tal y como si fuera tu hijo? La ciencia te explica por qué razón. ¡Deberías leerlo!

El amor es una de las cosas más potentes que hay en este mundo, este sentimiento nos permite a nosotros realizar lo imposible y hacer casi cualquier cosa, al punto de que dejamos de lado la lógica y muchas otras cosas, una cuestión de verdad sorprendente y digna de estudio.

Esto nosotros lo sabemos por instinto ya que no por nada todo nuestro arsenal creativo como la música, las películas y el arte en general está dedicados plenamente al amor que uno siente por otra persona, pero hay otro tipo de amor que también es muy fuerte, las mascotas.

Cuando nosotros nos encariñamos con nuestra mascota, logramos desarrollar un amor bastante fuerte por ellas, al punto de que se le compara con el amor a nuestro hijos, por eso, hoy te traemos esta pequeña investigación que nos explica el motivo de este sentimiento, veamos.

El motivo por el que amamos tanto a nuestras mascotas

Una universidad de Japón se encargó de llevar a cabo una investigación para ver por qué existe ese amor tan fuerte por las mascotas al punto que se le compara como un hijo.

Todo esto lo basaron en la famosa hormona del amor llamada oxitocina, la estudiaron para ver qué clase de reacción `presentaba en comparación a otras.

Las investigaciones resultaron en que dicha hormona desprende una sustancia muy similar a la que se libera con el amor de nuestros hijos, haciendo que dicho sentimiento sea bastante similar.

Por este motivo no es de extrañar que haya personas tan devotas a sus mascotas al punto de que los transforman en un nuevo familiar y los adoptan al cien por cien.

También nos nace esa necesidad de cuidar a nuestro animalito indefenso como ocurriría con los niños ya que ellos no pueden valerse por sí solos, por lo que eso despierta nuestro instinto paternal para así actuar.

Por eso, siempre recuerda que si quieres algún perrito o un gatito, siempre adopta ya que muchos de ellos necesitan un hogar done puedan ser amados y cuidados todos los días.

Si te gustó este artículo recuerda compartirlo con tus amistades.