¡Peligro! Los médicos explican por qué los niños no deben permanecer despiertos hasta tarde

Si recuerdas tu infancia, seguro recuerdas que tus padres te obligaban a dormir a las 8 o a las 9 de la noche, sin quejas ni protestas. De igual manera, la programación infantil en la televisión no se extendía más allá de ese horario, por lo que no importaba dormir temprano.

Las cosas han cambiado hoy en día. Cada vez es más frecuente que los niños no duerman desde temprano, y que pasen horas y horas despiertos por la noche, seguramente distraídos por cualquier aparato electrónico que tengan a la mano.

Esto no es un cambio favorable para los niños, no se trata de un asunto que podamos ignorar. El horario de dormir de los niños es uno muy específico que no debes perjudicar, y dejarlos dormir muy tarde puede hacerle daño al metabolismo de los más pequeños.

Si creías que esto sólo era un mito, ahora debes creerlo porque no es así. Debes preservar el horario de descanso y sueño de tus hijos para favorecer su crecimiento, y ahora te explicaremos por qué los médicos hacen esta afirmación.

No arriesgues el patrón de sueño de tu hijo, ¡hazlo dormir temprano!

Sin saberlo, pues los conceptos médicos de la época no establecían este tipo de cosas, nuestros padres y abuelos nos hicieron dormir desde temprano todos los días. Se trataba de un patrón común en todas las casas, y todos vivimos la frustración de querer estar despiertos un poco más de tiempo.

Pero lo que seguro nunca supiste es que las hormonas de crecimiento se activan al dormir. Sí, las hormonas que se encargan de estimular el cuerpo para que crezca más cada día. Entre más duerma un niño, más probable es que crezca hasta alcanzar todo su potencial.

Pero esto no es todo: las conexiones neuronales que llevan a cabo los niños inconscientemente al dormir son muy importantes y los ayudan a crecer. El no dormir conlleva a problemas psicológicos, de aprendizaje, a inestabilidad y a deficiencias intelectuales.

También los niños tienen mayor irritabilidad si duermen muy tarde, y suelen tener un bajo desempeño académico cuando esto sucede. Su capacidad de atención decrece mucho, y les cuesta más hacer caso en clases.

Si tienes hijos hoy en día, sabes lo difícil que es alejarlos de las consolas de videojuegos, los computadores, los televisores y los celulares o tabletas.

Para que duerman bien, debes no sólo instaurarle límites al uso de estos aparatos, sino también evitar que los lleven con ellos a la cama, en especial los celulares o tabletas. Las luces que irradian los aparatos electrónicos dificultan que se concilie el sueño.

Para que tu hijo crezca como es debido, debe dormir entre 8 y 12 horas cuando tiene 18 meses. Debe tener varias siestas a lo largo del día. Luego de que sea mayor a 18 meses ya no necesitará las siestas, pero mantener ese período de sueño es buena idea.

¡Ayuda a tu hijo a descansar y crecer mucho regulando sus horas de sueño! ¡Te lo agradecerá en el futuro!