Bajo ninguna circunstancia Permitas que tu pareja haga estas cosas en tu vagina y mucho menos tu…

El término higiene se nos inculca desde muy pequeños- Nuestros padres siempre nos hablan de la importancia de tomar un baño diariamente, de cepillar tus dientes después de cada comida y de cortar la uñas de tus mano y pies. Sin embargo, hay un tema que no suele ser tratado por muchas personas, la limpieza de las zonas íntimas.

A pesar de que en la actualidad las personas tienen una mente más abierta, hay ciertos temas que se siguen considerando tabús. Las personas suelen avergonzarse con las conversaciones de este tipo y la mayoría de las veces cambian el tema para evitar la incomodidad. Estos temas, sin embargo, deben ser conversados, no por una cuestión de liberalidad, sino por aspectos sanitarios.

Debes saber que si no cuidas de forma adecuada tu zona vaginal puedes sufrir de graves dolencias. No nos referimos solo a las enfermedades de trasmisión sexual que puedes adquirir si no utilizas protección, también hablamos de los hábitos de higiene que aplicas en tu día a día y que, sin saberlo, te pueden llevar directo al hospital.

Conoce la forma correcta de cuidar tu zona íntima

Desde la ropa que utilices hasta los alimentos que consumas pueden afectar tu zona íntima. Si sueles utilizar ropa húmeda o ajustada es probable que te irrites y sientas picazón. Además, si no tomas suficiente agua o comes alimentos con toxinas puedes sufrir de ciertas infecciones en esta parte de tu cuerpo.

A continuación te presentaremos una serie de consejos que debes tomar en cuenta si deseas proteger tu zona vaginal. Recuerda que solo tendrás un cuerpo durante tu vida y su cuidado es tu responsabilidad.

1. Tintes

Por más que te parezca divertido, teñir tu vello púbico es una terrible idea. Los tintes tienen elementos químicos muy fuerte que pueden causarle un daño tremendo a tu vagina

2. Duchas vaginales o spray íntimo

Ten en cuenta que el cuerpo es una máquina muy eficiente. Esto quiere decir que el mismo cuerpo se encarga de la limpieza interna. Está bien utilizar un jabón especializado para limpiar la zona externa de tu vagina pero solo eso. No te empeñes en meter las sustancias químicas en el interior de esta zona.

3. Objetos plásticos

Si sueles usar vibradores asegúrate de que estén limpios. Estos aparatos suelen acumular una inmensa cantidad de bacterias que pueden poner en riesgo tu salud.

4. Tatuajes y piercing

No siempre es buena idea seguir las modas. La zona vaginal es muy delicada y someterla a este tipo de procedimientos puede causarte graves infecciones.

5. Aromas

Existen en el mercado preservativos y tampones aromáticos. Usarlos es una mala idea. Para conseguir estos ricos olores, tanto en tampón como en preservativo son sometidos a una serie de procedimientos químicos que pueden causarte daños en la piel.

6. Cremas depiladoras

Los químicos empleados en la preparación de estas cremas son muy fuertes. Esto quiere decir que tu delicada zona vaginal se verá afectada si le aplicas el producto.

7. Limpieza

La forma adecuada de limpiar tu zona íntima cada vez que vayas al baño es de adelante hacia atrás. Si lo haces de forma contraria puedes dejar restos de heces en tu vagina. Esto, como ya debes imaginar, puede causar grandes daños en tu salud.

Síguenos en Facebook ->