Mis uñas se rompían con facilidad hasta que una amiga me dio esta receta con ajo y limón y hasta crecieron

Algo que a muchas mujeres perturba, es el hecho de que sus uñas se partan y terminen con unas manos con uñas cortas. Ellas siempre desean que sus uñas luzcan largas y hermosas.

Mientras más largas estén las uñas, mucho mejor resulta hacerse la manicura al momento de ir al salón de belleza. Pero si estas están cortas, deben colocarse unas uñas postizas, algo que no les agrada mucho.

Cuando las uñas tienen un crecimiento lento, no se está ante otra cosa más que una deficiencia de nutrientes y de vitamina E. El hecho que se partan, es un signo claro de debilidad.

Por eso, el que tengamos que llenar nuestras uñas de acrílico no ayudará a que estas sean más fuertes, ya que es una cuestión interna de nuestro cuerpo. Por el contrario, el acrílico puede llegar a afectar el crecimiento de las uñas.

Recetas naturales para unas uñas fuertes.

De manera natural, es posible tener unas uñas hermosas y aquí te mostraremos algunos remedios caseros para que logres tenerlas.

El ajo resulta ser de lo más beneficioso para nosotros debido a sus múltiples propiedades. Una de ellas es su carácter antihongos, el cual resulta fundamental para evitar que algún hongo se coma nuestras uñas.

En las tiendas encontramos esmaltes endurecedores, pero con la ayuda del ajo, limón y capsulas de vitamina E, lograrás que tus uñas adquieran fuerza sin tener que colocarles productos químicos.

Métodos naturales para hacer crecer las uñas

Necesitarás:

Un esmalte de uñas transparente

3 dientes de ajo pelados

20 gotas de jugo de limón.

1 cápsula de vitamina E

Preparación y uso:

Remojar los dientes de ajo en agua caliente por unos 15 minutos.

Tritúralos hasta que obtengas una pasta.

Agrégale la vitamina E a la pasta.

Añade la mezcla al esmalte.

Agrega luego las gotas de limón.

Agita muy bien el esmalte.

Déjalo de un día para otro.

Para aplicarlo resultará muy sencillo. Lo que debes hacer es aplicar el esmalte en las uñas y dejar que seque. Puedes usarlo todos los días.

La idea es que no lo apliques siempre sobre la capa anterior, sino asegurarte de quitar el esmalte viejo y colocar la nueva capa sobre la uña. Hazlo durante un mes.