MIRA LO QUE OCURRE A TU CUERPO CUANDO COMES “AJO” TODOS LOS DIAS. TE SORPRENDERAS!

De todos los ingrediente que utilizamos diariamente para la preparación de nuestros alimentos el ajo es un de los más indispensables de todos, ya que se presenta como un vegetal muy pequeño y humilde, pero la verdad es que proporciona una gran cantidad de sabor, olor y nutrientes a todos los platillos en que lo agreguemos.

Para que puedas sacar el cien por ciento del provecho al ajo es necesario que conozcas las claves de la preparación, para que no te equivoques y desperdicies vitaminas y minerales que te pudiera aportar. Y tal vez te sorprenda saber que has estado utilizando este increíble alimento de la manera más equivocada posible.

A diferencia de otros vegetales muy parecidos, el ajo tiene algunas cosas que lo hacen realmente especial y que no lo limitan solo al espacio de la cocina, ya que tiene propiedades curativas tan intensas que desde hace muchos años a sido utilizado por los sabios para curar diferentes tipos de enfermedades.

Aprende cómo puedes utilizar el ajo para curar distintas enfermedades

Entre las cosas que puede realizar el ajo por ti está la mejora de la circulación de la sangre, y traer beneficios cardiovasculares y de la presión arterial. Además de esto también puede reducir las inflamaciones, estimular tu sistema inmunológico y evitar la osteoartritis.

Las ventajas de aprender a preparar el ajo como un medicamento pueden hacerte una persona mucho más sana, ya que es antibacterial, antiviral y un antiparasitario natural muy efectivo. Pero lo más importante de todo es que tiene propiedades anticancerígenas.

Los ingredientes que tienes que buscar para preparar el remedio son:

· Una cabeza de ajo bien picada

· ½ taza con vinagre de sidra de manzana que no esté filtrada

· ½ de miel orgánica

· Un poco de pimienta negra al gusto

La manera en que debes preparar el ajo es:

· Pon el ajo dentro de un vaso con gas

· Espera unos 10 minutos para mezclarlo con la sidra de manzana y la miel

· Mete todo en un recipiente de vidrio con tapa hermética

Es importante que dure un mes dentro de la nevera para que comiences a tomar una cucharada al día de este remedio.