MIEL CON BICARBONATO, ACABA CON CUALQUIER TIPO DE ENFERMEDAD

El bicarbonato de sodio es un remedio natural con multitud de beneficios y aplicaciones, se usa tanto para la salud personal como para la belleza, para la limpieza del hogar y en recetas. Presta atención al siguiente video.

Esta receta de miel con bicarbonato de sodio ha tenido un enorme éxito en los Estados Unidos. Sin embargo, hay que atender a algunos factores. Quien tiene el hábito de buscar soluciones naturales entiende que el azúcar puede generar innumerables enfermedades.

La miel con bicarbonato de sodio puede ser una mezcla poderosa para destruir cualquier enfermedad. Esto sucede porque esta combinación hace que el azúcar funcione de una forma diferente, ya que el bicarbonato consigue neutralizar totalmente la glucosa.

En este contexto, las células enfermas ya no utilizarán el azúcar para su expansión. Por si no sabe, este tipo de células consumen 15 veces más glucosa en comparación con las células sanas.

Aunque en la cultura occidental nos hemos habituado a recurrir a la medicación en casos de enfermedad o dolores, existen muchos saberes que se han desarrollado desde la antigüedad basados en la capacidad de curación de ciertos elementos que disponemos en la naturaleza.

De todas formas, la enfermedad es siempre entendida como un estado de desequilibrio a nivel físico y emocional. Y es precisamente ese desequilibrio el que, desde distintas culturas, se ha intentado abordar desde métodos más convencionales o, como en el caso de este preparado, a partir de remedios naturales propios de un tipo de medicina alternativa.

Este preparado casero con bicarbonato y miel se recomienda incluso para tratar enfermedades muy severas como el cáncer, ya que se cree que, al calentar la mezcla, las moléculas del bicarbonato se unen a las de glucosa. De esta manera, el primer ingrediente podría contribuir a neutralizar las células dañadas y, las propiedades de la miel, por su parte, podrían aportar la capacidad de penetrar en ellas.

¿CÓMO PREPARAR ESTE REMEDIO CASERO?

Mezcla una parte de bicarbonato con tres partes de miel (preferiblemente orgánica) hasta obtener una preparación homogénea. Luego, cocina a fuego moderado durante diez minutos, ¡y listo!

Consume tres cucharadas de esta preparación por día durante un mes.

Nota: en ningún caso se recomienda superar la dosis de tres cucharaditas de bicarbonato por día. Siempre consulta con tu médico antes de iniciar cualquier tratamiento.

Dejanos tu Comentario!