Los secretos de las fibras blancas bajo la cáscara del plátano.

La naturaleza nos ofrece los más interesantes productos que nos podamos imaginar. No hay límites en lo que podemos encontrar en nuestro medio ambiente, desde animales comunes hasta criaturas nunca antes vistas, y plantas sencillas como milagrosas.

Entre las muchas maravillas que nos encontraremos en el mundo natural están las frutas, que son muy diversas y con sabores especiales únicos para cada una de ellas. Las frutas dependen del árbol que las produzca, y son uno de los alimentos preferidos en culturas alrededor de todo el mundo.

Una de las más populares frutas es la banana, también denominada cambur, o, en su variedad más grande y menos dulce, el plátano. Esta fruta era muy exótica antes, pero hoy en día la globalización se ha encargado de que pueda alcanzar cualquier rincón del planeta, algo que se agradece porque se trata de una fruta con valores nutricionales increíbles.

Pero si creías que conocías todo sobre el cambur o el plátano, seguro te sorprenderemos hoy. No muchas personas lo saben, pero las fibras que se adhieren a la concha del plátano son muy importantes: ¿qué sabes sobre esta parte de esta fruta?

Los floemas del plátano: ¿qué son?

Si conoces algo de botánica o biología, quizás sepas que los floemas son aquellos conductos de las plantas dentro de los cuales se transporta el alimento que ellas sintetizan. Se trata de un componente esencial de cada planta.

Y debido a que las frutas son parte del proceso reproductivo de las plantas, el plátano necesita que los floemas funcionen como conductos semejantes al cordón umbilical humano. De este modo, el plátano crece y madura.

Pero si bien sabemos ahora qué son estas curiosas fibras que se mantienen adheridas a la concha de cada cambur, seguro que desconocemos un dato curioso sobre ellas: ¡son comestibles!

Sí, ¿puedes creerlo? Las fibras de los plátanos tienen los mismos componentes nutritivos que la pulpa que siempre comemos. Se sabe que tienen un sabor menos dulce que la pulpa, pero esto no quiere decir que no puedas ingerirlas.

Es bueno que no desechemos las partes de las frutas cuya utilidad desconozcamos: incluso la concha es muy útil para ciertos propósitos. Por esto es mejor que aprendas sobre la utilidad de cada elemento y las aproveches al máximo.

¡Disfruta del plátano por completo, y alienta a tus conocidos y seres queridos a hacer lo mismo!