Los ratones andaban por toda la casa, coloqué estas bolitas en los rincones y desaparecieron para siempre

No nos gusta tener una casa en que haya problemas de higiene. Siempre hacemos lo posible por mantener todo limpio, sin importar que vuelva a ensuciarse. Vivir de manera higiénica es, después de todo, una de las mejores maneras de conservar la salud.

Pero no podemos mantener todas las amenazas a raya: a veces aparecen pestes que no esperábamos, que estorban nuestra paz y perturban el ambiente a nuestro alrededor. Este tipo de pestes son plagas animales de todo tipo, desde insectos hasta roedores.

Una de las peores de todas estas amenazas es la de las ratas y ratones, criaturas muy sucias que pueden depositar sus heces en cualquier lugar de nuestro hogar. Sin importar cuantos ratones animados te parezcan bonitos, siempre gritarás de asco cuando veas uno en vida real.

Los ratones son una genuina amenaza que hay que erradicar a como dé lugar. Por esto queremos ayudarte a lograrlo con una receta que recomendamos para que puedas darle fin a las insoportables criaturas insalubres que aparecen en tu hogar.

Una simple receta y ya no tendrás que sufrir por los ratones

Sólo necesitas estos pocos ingredientes:

  • ½ cucharada de sal
  • ½ cucharada de yeso
  • ½ cucharada de harina blanca

La preparación de este mecanismo para eliminar ratas y ratones es muy sencillo: sólo tienes que unir los tres ingredientes a la perfección, conformando una bolita.

Esta bolita la depositarás dentro de un recipiente, y ese recipiente lo dejarás expuesto en el área de la casa donde suelen aparecer los ratones.

Quizás no te suena muy eficiente, pero es porque no sabes cómo se comportará esta mezcla en el organismo del ratón: la sal producirá sed en la criatura, causando que busque cualquier fuente de agua para saciarla.

Pero, ¿Sabías que el yeso reacciona en contacto con el agua? En cuanto el ratón consuma agua, el yeso actuará y el ratón perderá la vida en poco tiempo.

Esto es infalible porque los ratones no distinguen lo que comen, y serán capaces de ingerir cualquier cosa que encuentren. Por eso dejar las bolitas en un lugar expuesto es suficiente para anilquilarlas.

No necesitas probar esto todo el tiempo: una sola noche bastará para erradicar la plaga de ratas en tu casa. Si quizás el problema es muy severo, prueba un par de noches, pero eventualmente funcionará a la perfección y estarás libre de roedores. Volverás a tener un hogar en paz, y ¡tan higiénico como siempre te ha gustado que sea!