Este hombre tenia 29 muñecas en su casa, cuando la policía miro una de las muñecas de cerca, fue aterrador y lo arrestaron de inmediato

La mente del ser humano es algo bastante compleja, su pensamiento puede variar drásticamente dependiendo de muchos factores como la crianza o la experiencia, siendo este último el más común para aquellas personas que toman un camino equivocado.

A lo que nos referimos es que hay personas que por muchas cosas que le ocurren, sumado a distintas enfermedades mentales, terminan cometiendo crímenes atroces los cuales parecen sacados de una película de terror, esto lo hemos visto ya bastante.

Usualmente estos casos se quedan en secreto para no perturbar a las personas pero el que te traemos el día de hoy tuvo que salir a la luz para así facilitarle el trabajo a los policías, vamos a ver de qué se trata, te aseguramos que te dejará los pelos de punta.

La historia del hombre con muñecas en su casa

Esta terrorífica historia se centra en Anatoly Moskvin el cual era un escritor, experto en historias de terror y de cementerios, por lo que la policía le pidió su ayuda para resolver un caso reciente.

Cuando la policía visitó su hogar vieron algo muy peculiar y sintieron que aglo estaba mal, por lo que decidieron investigarlo.

Una vez que lo hicieron, se enteraron de lo siguiente: Anatoly de 45 años de edad vivía solo en su apartamento, pero sus paredes estaban llenas de libros, juguetes y ropa, todo para niños.

También tenía unas muñecas de tamaño real colocadas en sus muebles y otras partes de su hogar.

Cuando investigaron completamente, vieron que dichas muñecas no eran de trapo, sino que era cadáveres momificados.

Lo que ocurría es que por más de 10 años, Anatoly excavaba las tumbas de los cementerios, en especial aquellas recientes, el cual sacaba los cuerpos y los momificaba. Una vez que el bálsamo perdía su efecto, este los llevaba al cementerio y los enterraba de nuevo.

Cuando le hicieron el juicio, Anatoly confesó que había exhumado 150 cadáveres, quedándose con los 29 mejores.

La policía hizo público el caso para así identificar cadáveres, fue así cuando Natalia Chardymova reconoció el cadáver de su hija Olga de 10 años, la cual había fallecido hace 1 año.

Anatoly explicaba que su razón del crimen es que cuando tenía 13 años perdió a su mejor amiga y en su funeral, le obligaron a darle un beso de despedida lo que lo marcó para siempre y empezó su plan, el cual era darle “vida eterna” a todos aquellos fallecidos.

La corte determinó que estaba loco, por lo que permanece encerrado en un instituto psiquiátrico hasta el día de hoy

¿Qué te ha parecido esta historia? Sin lugar a dudas parece de ciencia ficción, lamentándolo mucho, es muy real.

Síguenos en Facebook ->