Elimina la gastritis y la acidez estomacal para siempre con este eficaz remedio, protege tu flora intestinal

La gastritis es una inflamación o hinchazón en el revestimiento del estómago. Los pacientes con esta enfermedad pueden sufrir molestias por un corto período (gastritis aguda) o por años (gastritis crónica). Los dolores abdominales y los malestares causados por esta afección, llevan a la inapetencia o a “picotear” bocadillos todo el día. Si presentas ardores, irritación, vómitos o náuseas, y dolores abdominales, acude a un especialista para que pueda diagnosticar y recetarte el tratamiento adecuado.

En la medicina natural, también existen tratamientos muy eficaces que te ayudarán a tratar tu gastritis y hasta curarla. Así, no deberás llevar un tratamiento de por vida. Te contamos los remedios naturales más efectivos:

El Jugo de perejil es uno de los remedios más conocidos y antiguo. Es muy sencillo de realizar y te lo recomendamos especialmente si tus dolores son muy intensos y persistentes.
El perejil es fuente de vitamina A, B, C, E y K. Es un diurético natural muy efectivo que ayuda y fortalece la salud digestiva. Por sus propiedades, calma el ardor estomacal, disminuye los gases y relaja todo el tracto intestinal.

Receta de jugo de perejil:
-Licúa 150gr de perejil con un litro de agua.
-Vierte la preparación en un recipiente y déjala reposar por dos horas.
-Luego, cuela la mezcla. Conserva el jugo en un recipiente de vidrio con tapa. Colocarlo en un lugar fresco donde no reciba luz natural.
-Bebe este jugo a lo largo de todo el día, siempre a temperatura ambiente.

Licuado de zanahoria y apio.

Estos dos ingredientes, poseen propiedades desinflamantes. Ayudan a reducir el ardor estomacal a la vez que aportan vitaminas y minerales. El aporte vitamínico, es esencial para aquellos pacientes que sienten debilidad y fatiga a causa de la gastritis. Al mismo tiempo, reconstituyen y regeneran las paredes estomacales, en caso de que hubiere algún tipo de daño.

Receta del licuado de zanahoria y apio:
-Limpiar y trozar dos zanahorias y dos ramas de apio.
-Colocar en una licuadora, junto con 250 ml de agua pura.
-Licuar muy bien hasta que no haya grumos. El batido debe ser líquido, suave y homogéneo, agrega más agua en caso de que sea necesario.
-Beber acompañando las comidas, ya sea en el almuerzo o en la cena.

Pera y jengibre.
El jengibre es un potente analgésico natural, por lo que te ayudará a aliviar los dolores estomacales. Combinado con la pera, hacen un remedio muy nutritivo que disminuye la producción de ácidos y la inflamación.

Receta de licuado de pera y jengibre:
-Pela y troza una pera.
-Llevarla a fuego lento, junto con 300 ml de agua.
-Agrega una cucharada de jengibre recién rallado.
-Apaga el fuego cuando la pera esté bien blanda.
-Esperar a que entibie. Lleva toda la preparación a la licuadora y licúa hasta obtener un batido suave.
-Bebe por las noches, antes de dormir.

Síguenos en Facebook ->