Duerme plácidamente sin depender de las pastillas con el Remedio llamado 4-7-8

Para algunas personas, dormir se vuelve muy complicado por diversos factores. Estrés, pensar en deudas y trabajos, enfermedades, o molestias pueden causar ese insomnio que perjudicará tu día.

A pesar de todo, llega a ser un problema no tan general alrededor del mundo y sólo unas pocas personas pueden correr con el infortunio de padecerlo. Sin embargo, si eres de esas personas sabes que este malestar puede llegar a traer efectos negativos en tu rutina diaria, afectar tu trabajo, estudios o vida social.

Hay muchas pastillas para combatir este tipo de problemas, así como algunas soluciones médicas que pueden darte alivio para conciliar un sueño, con la desventaja de que te llegas a volver adicto a esa medicina y dependerás de su consumo para dormir.

Hay muchos métodos naturales que puedes practicar, o quizás has practicado. Si no conoces ninguno, te explicaremos a continuación qué puedes hacer para dormir sin recurrir a fármacos ni medicinas.

Duerme plácidamente sin depender de las pastillas.

Hay un ejercicio de respiración que reduce el ritmo cardiaco, te relaja y tranquiliza lo suficiente para poder acostarte fresco. Se denomina “4 – 7 – 8” y practicarlo justo antes de dormir tendrá muy buenos resultados. Para realizarlo debes:

Inhalar con la nariz por 4 segundos.

Mantén la respiración durante 7 segundos.

Luego trata de exhalar por la boca, lento y pausado por unos 8 segundos.

El ejercicio lo que intenta es reducir el ritmo cardiaco y actuar de manera natural como un somnífero. También te distrae la mente de los problemas que causen tu estrés e intenta centrar toda tu atención en la respiración.

La respiración es un trabajo que se toma en consideración entre las personas que realizan ejercicios para relajarse tales como yoga. Expertos afirman que debido a su rapidez y eficacia para relajar, la respiración pausada tiene un efecto de anestesia.

Para complementar este ejercicio, también existe una infusión completamente natural ideada para calmar el cuerpo antes de dormir y tratar de despejar tu mente. Para realizarla en casa, sólo necesitas:

Un cuarto de cucharada de miel.

Una pizca muy pequeña de sal marina.

Una cucharada de aceite de coco.

Simplemente mezcla y consume los ingredientes o agrégalos en agua tibia y consume justo antes de acostarte, estos reducen el cortisol y tienen grandes efectos en tu salud. Prueba estos métodos y no padezcas más noches de insomnio, dormir es muy importante para llevar una vida sana.