Antes de dormir, pon en práctica esta técnica para ayudar a tus glándulas linfáticas

Uno de los sistemas más importantes de nuestro cuerpo, es el sistema linfático. Su importancia se asemeja a la que encontramos en nuestro sistema circulatorio.

Resulta tan fundamental debido a que cumple una función esencial en nosotros, la de reparar tejidos y controlar las inflamaciones que pueden tener nuestros órganos. Algo sin duda importante.

Cuando se produce un drenaje incorrecto en nuestro organismo, podemos estar ante una alteración de nuestros ganglios linfáticos y de nuestro sistema inmunológico.

Por tal motivo es de suma importancia ayudar a nuestro sistema linfático a drenarse de manera correcta, realizando ejercicio diario.

Es por esto que hemos preparado este artículo para ti, para que le brindes una mayor salud a tu cuerpo.

La importancia de sistema linfático.

Ya que este es el sistema que se encarga de limpiar el líquido de nuestras células, eliminando así los productos de desechos y las impurezas, ayudando a nuestras células a funcionar con facilidad.

Si esto no se produce y nos encontramos ante un sistema linfático lleno de problemas para trabajar, podemos estar ante otros problemas aún más graves.

Tales como la esclerosis múltiple, la obesidad, la fibromialgia, la hinchazón, la fatiga crónica, problemas digestivos, entre muchos otros.

Un doctor, de nombre David Williams, ha viajado alrededor del mundo con la intención de encontrar el tratamiento más beneficioso a la hora de tratar el flujo linfático.

Pero ha llegado a la conclusión que no existe mejor tratamiento más que el aceite de ricino.

Procedimiento con aceite de ricino:

  • La idea es que lo apliques en diferentes partes de tu piel.
  • Para el sistema linfático, es necesario aplicar un poco en el abdomen inferior.
  • Hazlo con un paño bañado en el aceite.
  • Procura dejarlo toda la noche.

De esta manera, mejorarás la circulación de los fluidos linfáticos, mejorando tu sistema digestivo al tiempo que disminuye la inflamación.

Hierbas ayudantes:

Con la ayuda de ciertas hierbas puedes preparar diversos tés que purificarán tu sistema linfático. La que ha sido más utilizada para esto es la equinácea.

Esta se utiliza para reducir la inflamación al tiempo que evita que nos infectemos con diversas bacterias. Con ella es posible fortalecer a nuestros ganglios linfáticos.

No hay que olvidar que la mayor función de nuestro sistema linfático es la de eliminar impurezas y desechos de nuestro cuerpo ya que, un cuerpo limpio es un cuerpo sano que funciona con mayor eficiencia.