Cuando se enteraron lo que este niño de 9 años hizo, todo el hospital le hizo reverencia

Solemos subestimar la inteligencia y los conceptos morales de los niños es algo que hacemos con frecuencia y que, en realidad, no deberíamos hacer. Más de un niño nos ha dado una lección en excelencia humana que no debemos olvidar.

Ese es el caso con el protagonista de la historia que te vamos a contar. Hay muchos niños en el mundo, ¿qué hizo que este fuera especial? Pues es simplemente que su calidad humana es tan hermosa que teníamos que llevarte su historia.

Este pequeño de 9 años es de China, y vivía con su madre en Shenzhen, una ciudad en auge que solía ser un lugar muy sencillo, el hogar de muchos pescadores. Hoy en día, Shenzhen es un lugar de grandeza, de donde es natural que se originara un chico como este.

Su madre está orgullosa de él por lo que hizo, y todos nosotros estamos muy conmovidos por el gesto tan amable y tan sabio de este pequeño. Ojalá todos los adultos fueran como él, ¿no lo crees?

 

Un niño pequeño en China da una lección inolvidable a todos

Liang Yaoyi tenía un sueño: ser médico. Era muy pequeño, pero ya daba señales de ser muy servicial, pues siempre alimentaba a los perros callejeros que encontraba cuando estaba de camino a casa. Siempre fue buen estudiante y muy sociable.

Pero todo dio un giro cuando, un día, Liang no se sintió muy bien. Tenía un dolor de cabeza molesto y dificultad para ver, por lo que su madre supuso que se trataba de que necesitaba anteojos. Sin embargo, el problema era tan persistente que tuvo que buscar ayuda médica.

Se trataba de cáncer cerebral, y muy agresivo. No había esperanzas para Liang, y por esto su madre se sintió desfallecer. Su hijo, el muchacho tan sencillo y amable, ¿no lograría cumplir su sueño?

La madre de Liang hizo lo imposible por curar a su hijo, pero lamentablemente no pudieron mantenerlo con vida. Esto fue muy desgarrador para la madre de Liang. Pero antes de morir, el pequeño Liang hizo una petición que sorprendió a todo el hospital.

Liang quería donar sus órganos para ayudar a todos los chicos que pudieran necesitarlos, y que al hacer esto, podría seguir viviendo en ellos. Esta petición fue increíble, pues un niño de 9 años que fuera tan altruista sigue siendo impactante. Liang, en su ternura, tocó los corazones de todos los médicos.

La madre de Liang decidió cumplir con el deseo de su hijo. Al pequeño le extrajeron órganos como el hígado, las córneas y los riñones. Los médicos cirujanos que llevaron a cabo el proceso hicieron profundas reverencias una vez que acabaron con la cirugía.

La madre de Liang quiso que todos supieran la historia de su hijo, y estamos de acuerdo con sus deseos. Liang es un ejemplo a seguir, y estamos seguros de que en verdad aún vive en todos aquellos a quienes ayudó con su hermosa decisión, y en todos a quienes les tocó el corazón con su servicial sabiduría.