CREMA NIVEA Y UN HUEVO PARA DESAPARECER LAS ARRUGAS DEL ROSTRO Y VERSE 10 AÑOS MAS JOVEN.

Unas de las primeras señales que nos indica que la edad no pasa en vano son las apariciones de arrugas en la frente, y las patas de gallo. Algunas veces no es siquiera necesario fruncir el ceño o alzar las cejas: cuando nuestra piel está reseca, los pliegues se establecen y son notorios como extensas líneas que van de lado a lado. Esta mascarilla natural tiene propiedades hidratantes que ayudan a aumentar la producción de colágeno y elastina para restaurar la piel débil.

Hay una serie de factores genéticos que influyen en el envejecimiento de cada persona. Esas primeras señales del paso del tiempo en la piel del rostro pueden aparecer incluso en la adolescencia, a partir de los 15 años. Sin embargo, es después de los 25 cuando las primeras líneas de expresión –casi siempre causadas por los gestos- se pueden ver cuando te miras detalladamente frente al espejo, y a los 30 ya serán totalmente evidentes”, así lo indica María Bernarda Vergara, médico estético,

Ingredientes:

Media cucharadita de crema nívea.

Un huevo (Solo la clara)

Preparación:

Introduce la clara del huevo en un recipiente de vidrio luego agrégale una cucharadita pequeña de crema nivea. bate bien para que queden bien mezclados.

Modo de uso:

Extiende el producto con un suave masaje en las áreas que desees tratar.
Presiona con las yemas de los dedos y frota durante 15 minutos para obtener un mejor efecto. La debes dejar reposar unos 30 minutos más para buenos resultados.

En lo posible la debes aplicar en horas de la noche para que los resultados sean óptimos.
Úsala mínimo cinco veces a la semana.

Dejanos tu Comentario!