¿Cómo conseguir hierro sin tener que consumir carne?

Para algunas personas, comer carne no es divertido. No todos tenemos problemas con ello, pero quienes se niegan a comer carne suelen ser completamente rotundos con su decisión y nada los llevará a cambiar de opinión.

Esto no sería un problema para ningún vegetariano, sin embargo, si no fuera porque la carne contiene altas cantidades de nutrientes que necesitamos para vivir como debe ser. No hay duda de que también tiene malas consecuencias, pero esto no implica que sea fácil prescindir de la carne para el cuerpo humano.

Contrario a lo que te harían creer algunos activistas, el consumo de carne es completamente natural para el ser humano. Somos criaturas omnívoras, y es perfectamente normal que podamos comer lo que nuestros ancestrales predecesores prehistóricos comían también.

Pero si por cuestiones de dieta o por elección propia has querido dejar de comer carne, tienes que recordar que hay riesgos nutricionales que golpearán tu cuerpo fuertemente si no buscas medios para evitar este problema. Te recomendaremos varias comidas que te ofrecerán hierro, para que no tengas que recurrir sólo a la carne para obtenerlo.

Estos 10 alimentos te ofrecerán un contenido en hierro que necesitas

Huevos: Puedes hacer una gran variedad de platillos con huevos, que te ofrecerán gran cantidad de proteínas, entre ellas el hierro.

Seitán: Rste preparado a base de gluten puede ser un gran reemplazo para la carne. Puedes prepararlo tú mismo separando el gluten y almidón de la harina de trigo, o comprar el gluten pulverizado por ti mismo.

Tofu: Este producto es el más comercial de todos los que consumen los vegetarianos y seguro el más famoso de la lista. Tiene buen contenido nutricional y puede reemplazar la carne y el queso.

Atún: Tal vez estés completamente negado a comer nada que pueda tener origen animal, pero el atún es otro producto que tiene altos contenidos de hierro, y su grasa es favorable para el cuerpo por tratarse de aceites con Omega-3.

Cereal: El cereal puede aburrir a cualquiera, por lo que es normal mezclarlo con varios cereales y con legumbres o verduras. Esto ayudará a que además obtengas un mayor contenido nutricional en tu dieta, aumentando tu ingesta de hierro.

Tempeh: Si fermentas granos de soja y no la leche, obtendrás una sustancia pastosa llamada Tempeh. Sirve como salsa o paté, tiene un gran contenido nutricional y poca grasa.

Frutos secos: nueces, almendras, pistacho, maní, todo esto tiene mucho contenido nutricional pero sólo si los comes en gran cantidad. Ayudarán a estimular el sistema digestivo.

Quinoa: no tiene gluten, no es carne, y tiene mucho contenido nutritivo, así que el quinoa es el mejor amigo de cualquier vegetariano sano.

Soja con textura: la soja que tiene textura puede ser masticada para reemplazar la carne. Ofrecerá todos los nutrientes que necesitas.

Legumbres: las legumbres como los frijoles, los guisantes y las lentejas tienen alta concentración de proteínas. Son muy buenos acompañantes de comida.

Si bien hay que consumir estos alimentos en grandes cantidades para obtener el mismo contenido nutricional que ofrece la carne, es la mejor opción que tienes.

No perjudiques tu cuerpo, busca alternativas y come dietas sanas como las prefieras: no olvides nunca que tu dieta siempre debe ser balanceada.