¿CONOCES LA CREMA DE 4? ESTA CREMA LIMPIA, ACLARA, SUAVIZA Y QUITA LAS ARRUGAS! 4 INGREDIENTES, 4 BENEFICIOS!

Todo el mundo sabe que las aspirinas ingeridas por vía oral ayudan a combatir el malestar general, los dolores de cabeza y que puede incluso aplacar la fiebre, pero las aspirinas también tienen propiedades desinflamantes, que no todo el mundo conoce. Por este motivo las aspirinas pueden servir para cremas también.

Se trata de una alternativa medicinal de la cual muy pocas personas están al tanto. Como sabemos que estás muy interesado en el bienestar de tu piel, hoy te venimos a hablar de una mascarilla hecha, a base de aspirina, que te dejará la piel brillante y limpia. Necesitas comprar un paquete de aspirinas para este remedio.

El ácido salicílico es la solución a todos tus problemas estéticos

La sustancia que le aporta las propiedades desinflamantes a la aspira es el ácido salicílico. Este compuesto desinflama las zonas de la piel afectadas por furúnculos o acné. Además actúa como agente anticoagulante, de modo que la sangre debajo de tu piel circulará con fluidez y esto le brindará más oxígeno a tu cutis.

Estudios recientes han demostrado que la aspirina puede incluso llegar a detener el proceso de envejecimiento, frenando la aparición de arrugas. Si usted está interesado en saber cómo es esto posible no se despegue de su monitor.

La preparación de la mascarilla le ayudará a rendir al cien por ciento los efectos

sanadores de la aspirina. De modo que si ya está preparado, tome lápiz y papel para que anote todo lo que necesitará para llevar a cabo esta mascarilla casera.

Ingredientes:

* 4 aspirinas comprimidas

* Media taza de aceite de oliva

* 5 cucharas de agua

* 3 cucharas de miel

Modo de preparación:

* Triture con un mortero las aspirinas hasta que solo quede un polvo blanco.

* Mezcle en un envase el aceite y la miel en proporciones similares, luego agregue el agua. Finalmente agregue las aspirinas pulverizadas. Bata este preparado hasta que la mezcla última tenga un color homogéneo.

Modo de empleo:

Primer debe lavar su rostro con agua caliente y una toalla de algodón. Esto es para que los poros de su rostro se abran. Una vez que haya terminado de hacer eso, vierta, usando su mano como recipiente, un poco de la mezcla sobre su cara. Evite que caiga dentro de ojos, nariz y oídos.

Deje que la mascarilla repose sobre su cara por un período de entre diez y quince minutos. Posteriormente retírela con la toalla de algodón, y vuelva a lavarse la cara. Esta vez puede ser con agua tibia. Utiliza este tratamiento en una ocasión por cada tres días máximo. Recuerda que nuestra piel actúa como otro músculo y que también requiere descanso, para absorber nutrientes y fortalecerse.

Listo. Ya estás preparado para hacer una mascarilla natural que te limpiará el cutis y detendrá tu proceso de envejecimiento por algún tiempo. Relájate y dile adiós al acné, a las espinillas y a las arrugas en un solo y sencillo paso.

Comparte esta información…