Conoce la estafa odontológica más grande del mundo. ¡Los dentistas lo saben, pero no se lo dicen a los pacientes!

Los médicos profesionales no están exentos de cometer errores, pero algunos los cometen muy deliberadamente no por perjudicar a sus pacientes, sino para hacer más dinero a través de prácticas dañinas e innecesarias.

Esto no se limita a los médicos convencionales, que cuidan de nuestra salud o que se especializan en ciertas partes del cuerpo. Se extiende incluso hasta la odontología, una rama de la medicina que no sólo es muy importante, sino que quienes la practican obtienen muchas ganancias monetarias.

La odontología se ocupa de limpiar los dientes, de asegurarse de que estén sanos y reparar el daño que se haya hecho contra ellos, como las caries o el cálculo dental. Por todo esto es una profesión definitivamente esencial.

Pero por mucho que confiemos en los odontólogos, no son infalibles ni están exentos de cometer ciertas faltas que puedan vulnerarnos. Y por esto es que cuando un odontólogo te diga que debe extraer tus molares cordales, debes exigir una buena respuesta respecto a por qué.

La estafa de los dentistas, tienes que tener mucho cuidado

Debido a los procesos evolutivos, el cuerpo humano va cambiando del mismo modo en que cambiaron los de los animales: nos adaptamos a nuestro entorno y a nuestras necesidades. Por esto es que ciertos rasgos de los seres humanos han cambiado con el pasar del tiempo.

Uno de dichos rasgos es el de las muelas cordales que hay en la parte de atrás de nuestra dentadura. Son las últimas muelas que tenemos, y cuando comienzan a surgir de las encías pueden producir mucho dolor.

Es muy popular que la gente se extraiga estas muelas, motivado por este dolor, pero no es lo correcto ni lo normal hacerlo sin una buena explicación. Según reportajes científicos, hay una conexión entre el intestino delgado y las cordales, y extraerlas puede vulnerarlo.

Además, hay personas que nacen sin cordales, pero quienes ya las tienen, ¿por qué tendrían que extraerlas? El procedimiento para eliminarlas es muy costoso y muy difícil, la recuperación es complicada, y al final la diferencia no es mucha. ¿Qué tanto perjudicaba tus dientes la aparición de estas cordales?

Extraer las cordales se ha vuelto casi un rito para los adolescentes, pero está muy mal que sea así. No te dejes llevar por un dentista que te insista en que te hagas esta cirugía sin una buena razón. Exige una explicación, y si te convence, hazlo. Si no, es tu cuerpo y debes protegerlo.