Cómo Desbloquear El Nervio Ciático: 2 Sencillas Maneras De Aliviar El Dolor

Con la vejez se dan paso a algunas enfermedades y problemas de salud que nos hacen que esta etapa de nuestras vidas sea más difícil y pues si bien se pueden tratar con medicamentos es mejor probar otras cosas pues puede que los medicamentos no sean tan efectivos.

Uno de los problemas más frecuentes en la vejez es el dolor de la ciática y esto es debido a que nuestros músculos se debilitan y pues esto da paso a que nuestro cuerpo se sienta vulnerable a todo tipos de dolores.

Por si no lo sabías los dolores de la ciática se pueden presentar no solo en personas de edad mayor, sino que también los puedes padecer luego de haber sufrido una lesión en una pierna, lo cierto es que duele terrible.

Por todo esto el día de hoy, queremos enseñarte a tratar este dolor de una manera fácil y pues así podrás sentirte mucho más libre al caminar, así que no te pierdas este post que traemos hoy para ti. Presta mucha atención.

Desbloquear El Nervio Ciático Con 2 Sencillas Maneras

El nervio ciático debes saber que es el nervio más extenso que tenemos en nuestro cuerpo y se extiende desde el glúteo, y baja por toda la parte de trasera de la pierna y llega a la planta del pie y pues cuando se inflama provoca un dolor en toda esta zona.

Muchas personas piensan que este dolor se puede aliviar con analgésicos y si bien funcionan por un instante, pues es probable que el dolor regrese y pues muchas veces regresa más fuerte, tanto que puede llegar a imposibilitarnos.

Para tratar este tipo de dolores son muchos quienes acuden al doctor para que les recete un tratamiento pero muchas veces no es necesario llegar a estos extremos, pues puedes tratar este dolor en casa si conoces algunos trucos caseros.

Por todo esto, el día de hoy queremos compartir contigo, algunos de los ejercicios más efectivos para tratar el dolor de la ciática, ya te enseñamos como se hacen.

Ejercicio 1

El primer ejercicio consiste en recostarnos en una superficie que sea plana, puede ser el suelo. Luego que te recuestes vas a levantar tu pierna adolorida y la traerás a tu hombro doblándola, haz esto suavemente y hasta que sientas tensión en la pierna.

Mantén la postura por 30 segundos y regresa a la postura inicial y repite dos veces más este ejercicio.

Ejercicio 2

Para este ejercicio también debes recostarte en una superficie plana y luego doblarás las rodillas un poco y las sostendrás por detrás con tus manos y las llevarás hacia tu pecho sin levantar tu pelvis de la superficie plana. Luego procede a cruzar tus piernas y estira la pierna que no duele.

Mantén la postura por 30 segundos y regresa a la posición inicial y haz dos repeticiones más.

El hacer estos ejercicios mejorará tu movilidad y reducirá tus dolores. Pruébalo y verás.

Esperamos haberte ayudado y si fue así pues no olvides compartir

Dejanos tu Comentario!