Azafata vio una joven con un hombre extraño. Ella le dejo algo en el baño que le salvo la vida

La intuición femenina es como un sexto sentido que poseen las mujeres y que les es muy útil. Este consiste en que su conciencia le dicen que deben hacer algo, aunque no saben por qué ni para qué.

Es como si fuera una alarma que les avisa cuando algo no anda bien y deben actuar. Ese fue el caso de Sheila Fredrik, una azafata muy astuta que siguió los dictados de su intuición.

Esta mujer trabaja para la aerolínea Alaska Airlines con sede en Alabama, Estados Unidos. En un día normal de trabaja, le tocó viajar en el vuelo Seattle-San Francisco. Mientras pasaba por el pasillo, notó una pareja que le llamó mucho la atención.

Era un hombre mayor, muy bien arreglado acompañado de una adolescente de unos 14 o 15 años. La muchacha iba despeinada y se le veían signos de desesperación y angustia.

Sigue los dictados de su intuición

En ese momento, la intuición de Sheila le alertó que algo no andaba muy bien. A la azafata se le ocurrió conversar con la pareja y ponerse a sus órdenes en lo que necesitaran.

Sin embargo, el señor se mostraba disgustado y solo quería que la azafata los dejara quietos. En ese momento, a la azafata se le ocurrió hacer dejar una nota en el baño. Cuando la adolescente la encontró también dejó algo escrito.

Al volver al baño, la azafata se dio cuenta que estaba en lo cierto, algo no andaba bien. Inmediatamente Sheila le informó al piloto lo que estaba sucediendo y se pusieron en contacto con la policía.

Tan pronto como el avión tocó tierra, la policía de San Francisco estaba esperando a la pareja. Cuando salieron del avión, la policía arresto al hombre, quien había sido acusado de tráfico de personas.

La adolescente no podía estar más aliviada y agradecida con la azafata. Ahora podía respirar tranquila y aliviada al salir del peligro.

Este evento sucedió hace algunos años, y desde entonces, las aerolíneas han estado entrenando a sus empleados para que reconozcan situaciones como esta y puedan alertar a las autoridades de ellas.

Gracias a Dios que esta azafata decidió escuchar su intuición y hacer algo. De lo contrario, esa adolescente estaría pasando por un muy mal momento. Quizás hasta habría perdido la vida en el trayecto. 

Y a usted ¿Qué le parece la acción que tomó la azafata? ¿actuó correctamente y fue lo suficientemente discreta? ¿Qué habría hecho usted en esa situación? Háganos conocer su respuesta por medio de los comentarios. No olvide compartir el artículo en sus redes sociales.