Anciana Moribunda Va A Orinar En Una Bolsa – Entonces Descubre El Médico ESTO Y Se Quedó Frío…

Todo el mundo conoce las enfermedades más graves y las que pueden significar el fin de una vida debido al poder negativo que tienen en nuestro cuerpo. Entre estas se encuentra, sin duda alguna, el cáncer, enfermedad que cobra la vida de miles todos los años.

El cáncer es una enfermedad muy grave, no solo porque afecta a nuestra células y produce tumores, sino porque el método de curación que se tiene hasta ahora (la quimioterapia) debilita mucho el cuerpo, por lo que muchas personas no son capaces de soportar todo el tratamiento.

Los médicos deben lidiar con estas difíciles situaciones todos los días, a ninguno lo preparan para dar malas noticias, pero con el tiempo suponemos que se vuelve un oficio encontrarse con casos bastante graves y aprendes a llevar estas situaciones.

Este médico recibió una gran lección de una anciana que era su paciente

Sin embargo, en este caso tenemos la historia de un médico que recibió una lección de vida que de seguro nunca en su vida imaginó, ya que una anciana lo hizo caer en cuenta que no había mayor importancia en el hecho de morir siempre y cuando aceptara su situación.

Este médico entró a su consultorio como de costumbre donde ya estaba una anciana esperando su diagnóstico, la mujer sufría de cáncer por lo que el panorama no era muy bueno. El médico se dirigió a la señora muy respetuosamente, la saludó y le indicó que debían colocarle unas bolsas a los lados de su cuerpo para poder garantizar el buen funcionamiento renal.

Pero, la señora reaccionó de una manera que el médico jamás pensó. La mujer se negó al tratamiento, el médico le recalcó que era la única manera de quedarse con vida, a lo que la anciana dijo que ella ya había muerto hace quince años cuando perdió a un hijo por un infarto y

que murió también el día en que le diagnosticaron el cáncer, por lo tanto ella solo quería vivir los días que le quedaban sin tener que causar molestias en alguien más.

En ese momento el médico quedó helado, pues todos sus años de carrera y todos sus conocimientos se vieron reducidos por el simple hecho de que esta mujer había aceptado su muerte y no necesitaba de la labor que él impartía.

Síguenos en Facebook ->