Ahorra Dinero Recuperando El Antiadherente De Tu Sartén Con Este Truco Casero

Llevar un hogar no es nada sencillo, primero porque se ensucia muy fácilmente por lo que siempre debemos tener un extra de cuidado con las cosas que hacemos, segundo porque para que esté totalmente equipado necesitamos invertir una buena cantidad de dinero.

A muchos nos pasa que ya hemos comprado todos los bombillos o utensilios y debido a algún accidente, este se nos termina dañando, lo que significa otro gasto que debemos hacer para la casa, que poco a poco se suman y hacen una gran cantidad de dinero.

Pero algo que ocurre mucho es que las ollas o sartenes de la cocina se dañen, muchas veces haciéndonos comprar uno nuevo, pues hoy te enseñaremos a recuperar el antiadherente de tu sartén, solamente debes realizar este fabuloso truco casero, veamos.

El truco para recuperar el antiadherente de tu sartén

Para poder recuperar el antiadherente de tu sartén vamos a utilizar lo siguiente

* Sal gorda

* Aceite de cocina (regular)

* Papel de cocina

Modo de uso

El primer paso es colocar tu aceite en el sartén y así esparcirlo por toda la superficie, trata de hacer énfasis en las partes donde están más maltratadas pero igual intenta cubrir todo.

Para lograr esto a la perfección vamos a utilizar un papel de cocina, es decir, agregarás unas cuantas gotas de aceite en el sartén y pasarás el papel de cocina por todo el sartén para esparcirlo en su totalidad.

Lo siguiente será tomar la sal gorda y colocarla en el sartén encima de tu aceite, la cantidad de sal que elijas va a depender del tamaño de tu sartén, pero lo importante es que cubras toda la superficie.

Ahora vamos a ponerla en la estufa y la idea es dejarla ahí hasta que la sal y el aceite se hayan quemado en su totalidad.

Si cuando la sal se haya quemado aún no lo has reparado en su totalidad, puedes volver a repetir este proceso hasta que lo consigas.

Este truco es muy sencillo de hacer y en realidad funciona muy bien, por lo que no tendrás que comprar otro costoso sartén y podrás ahorrarte algún dinero.

Si te gustó este truco recuerda compartirlo.