Mi abuela me hablo de esta fruta que ella usaba cuando joven; Elimina las infecciones de las vías urinarias y el mal olor de la orina.

Las infecciones urinarias son muy comunes y fáciles de tratar, pero no hay que subestimarlas porque representan un gran riesgo para nuestra salud. No importa si ocurren frecuentemente o no, una infección urinaria sin tratar puede lesionar grave e irreversiblemente tus riñones.

Suelen ser causadas por gérmenes y microbios que acceden a la vejiga a través de la uretra, y desde allí pueden ascender a los riñones. Las causas más comunes para la aparición de una infección urinaria son la actividad sexual, el embarazo, cualquier obstáculo que interfiera con el flujo normal de la orina (tumores, cálculos, etc.) y factores genéticos.

Una de las señales más evidentes para detectar una infección urinaria es un mal olor muy fuerte en la orina. Apenas aparezca debemos tratarla de modo efectivo, y la mejor manera de hacerlo es consumiendo ingredientes naturales que eliminan esta infección y ayudan a que nuestro cuerpo sane más rápidamente.

Arándanos para eliminar las infecciones urinarias y el mal olor de la orina

Los arándanos son ideales para eliminar las infecciones urinarias porque al consumirlos, eliminan la bacteria E. coli que es la que comúnmente causa las infecciones urinarias.

Debes preparar el jugo con arándanos frescos en vez de comprar un envase de jugo en alguna tienda, porque así obtienes todas sus propiedades naturales y no ingieres conservantes ni químicos nocivos para tu salud.

Lo recomendable es beber un vaso de jugo de arándanos puro (puedes usar miel para endulzarlo si lo deseas) al menos tres veces al día.

Además, debes consumir al menos dos litros o dos litros y medio de agua al día para diluir la orina y evitar la concentración de bacterias en ella, ayudando al sistema inmunológico a eliminarlas y desechándolas con mayor rapidez y facilidad.

Después de que te deshagas de la infección urinaria, debes seguir bebiendo jugo concentrado de arándanos al menos una vez al día, para evitar su reaparición y asegurarte de que tu vejiga se mantenga saludable.

Evita tomar bebidas alcohólicas o café cuando tienes una infección urinaria, porque estas bebidas aumentan la deshidratación y causan que tu tracto urinario se irrite.