8 razones por las cuales serás muy bendecido en Septiembre

Servir es la clave

1.- Amas a Dios, sigues a Jesús y El prometió que estaría contigo todos los días hasta el fin. ¿Hasta el fin del mundo? ¿Hasta el final de tu vida? Más bien Jesús quiso decir que El estará ahí hasta el final de tu carrera, en aquel día en que Él te dirá: bienvenido. buen siervo fiel.

2. Y he ahí la segunda razón. Tu no solo amas a Jesús, sino que has decidido servirle. En tu área, en tu ciudad, en tu profesión, todos podemos servir a Dios de muchas maneras, no solamente adentro de una iglesia.

Es bíblico que Dios le confía más responsabilidades a aquel siervo que ha sido fiel con lo que se le ha encomendado, y esas responsabilidades significan bendiciones, las cuales vienen en camino para ti.

3.- Dice en hebreos 10:39 que nosotros no somos de los que retroceden, dice también un canto basado en Josué capítulo 1 que “Dios no nos trajo hasta aquí para volver atrás”, no Dios no nos trajo hasta aquí para volver a atrás nos trajo aquí a poseer la tierra que él nos dio.

Si retrocedes ahora que has ganado tanto terreno, realmente ofendes a Dios y tiras al suelo todas las bendiciones pasadas. Por el hecho de no retroceder, te encaminas hacia la tierra de bendición la cual pronto viene a tu vida.

4.- Amas la palabra de Dios y la crees. Es triste reconocer que muchos que hoy se dicen creyentes tiemblan de miedo cuando algún conflicto viene a su vida, sin embargo, como ya dijimos anteriormente, tú no eres de los que retroceden, de los que temen, de los que se acobardan porque tú conoces la palabra de Dios y sabes que sus promesas para ti son más firmes que todo el acero, el concreto y todos los diamantes del mundo.

Estas parado en roca firme, sus promesas son tu confianza y el ancla de tu fe.

La fe, es la certeza de lo que se espera, la confianza en que verás, recibirás, obtendrás, darás, conquistaras, ayudaras, en fin, la fe significa que hay bendición y no maldición en tu futuro, por eso debes sentirte seguro que te irá bien.

5.- Eres oveja de Jesús, formas parte de su redil, él te ha rescatado del lodo de la desesperación y ha perdonado tus pecados. Te ha colocado en un lugar bello, y lleno de paz, donde el té alimenta con pastos verdes, y Él ha prometido, que nadie podrá arrebatarte de su mano.

Refiriéndose a sus ovejas, Jesús prometió que: “nadie las arrebatará de mi mano.” en Juan 10:28 y esa es una de las promesas más poderosas del nuevo pacto. Ya de por sí, estar en el redil de Jesús es un privilegio y no cualquiera puede estar ahí, y porque tú ya estás ahí eso significa aún más bendición para ti en octubre, y en toda tu vida.

6.- Jesús no solo es tu pastor sino tu defensor. Tu abogado. Si has ocupado alguna vez los servicios de un abogado terrenal tú sabes lo necesario que es que el entienda tu caso y tenga una buena comunicación contigo, pero sobre todo saber a ciencia cierta que este abogado terrenal si esta de tu lado, y siempre te defenderá pase lo que pase.

Pero tienes al mejor abogado, a Jesús y el té garantiza lo que ningún abogado jamás te podrá garantizar al 100%. Jesús esta de tu lado para defenderte, entiende tu caso y tienes acceso a las 24 horas. Jesús no cobra honorarios, pero si quiere a cambio que tú le des tu corazón y que tus ojos miren por sus caminos y tus pies no se aparten de ellos. Es un abogado justo, pero celoso. Por la seguridad de este abogado celestial, da por hecho que serás bendecido en gran manera en octubre y mucho mas allá.

7. Dice la biblia que Dios es nuestro guerrero.

El pelea por ti, como lo hizo por su pueblo Israel, como defendió a David, a los profetas, y así como ha peleado las batallas de millones de sus hijos, también pelea las tuyas. Mira lo que dice su palabra:

Porque el Señor tu Dios está en medio de ti

como guerrero victorioso.

Se deleitará en ti con gozo,

te renovará con su amor,

se alegrará por ti con cantos.

Sofonías 3:17

Permite que tu guerrero te defienda:

Salmos 46:10 Estad quietos, y sabed que yo soy Dios; exaltado seré entre las naciones, exaltado seré en la tierra.

Tener un guerrero así de tu lado, es una poderosa bendición. Camina seguro y ve por tu victoria en este mes de octubre y por siempre.

8.- Tu amas a Dios, pero Dios te ama más a ti. La protección de Dios en tu vida, no viene solo porque eres “una oveja de Jesús”. Primordialmente, has recibido todo lo que tienes incluyendo la salvación y el perdón de tus pecados, por el amor de Dios en tu vida. ¿Quién amo primero a quién? ¿Tú a Dios, o Dios a ti?

Pues claro que la biblia dice que Él nos amó primero y nos amó más que nosotros a él. Lo mejor es que nadie, nadie, nadie, ni nada, nada, nada te puede separar del amor de Dios.

Romanos 8: 35- 39

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

Como está escrito:

“…Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó…”

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Así que estas son las razones por las cuales eran muy bendecido en octubre, noviembre y en diciembre y en el 2017 y en toda tu vida.