60 consejos de una mujer de 60 años a una de 30, que deberías tener en cuenta

Si hiciéramos una lista rápida de las cosas a las que les tenemos miedo, todos escribiríamos cosas diferentes, pero si hay algo que seguramente no faltaría en la lista de nadie sería el temor al paso del tiempo.

El tiempo es seguramente nuestro más grande temor porque sabemos que nunca se puede cambiar y que lo que ya pasó nunca se puede recuperar. El tiempo perdido y pasado aterra a muchas mujeres, y también hombres, que sienten pánico cuando piensan en la idea de envejecer.

Se sienten descorazonados e ignoran cómo envejecer de manera correcta o llegar a ese momento sin sentirse tristes y angustiados.

¿Qué mejor entonces que obtener el consejo de alguien que ya llegó a esa edad? Una persona que alcanzó los 60 años puede darle a alguien que tiene la mitad de su edad algunos sabios consejos que ayudan a repensar muchas cosas.

Margaret Manning, es una mujer de 60 años que ya pasó por los 30, los 40 y los 50 y que de acuerdo a las experiencias recogidas a lo largo de toda su vida pudo elaborar con la ayuda de otras mujeres de su edad, una serie de consejos que quiso compartir con todas en una comunidad creada por ella misma llamada “Sixty and Me”.

Margaret dejó de trabajar cuando tenía 60 años y decidió que quería hacer algo más con su vida. Reinventarse en un modo de vivir más flexible que le permitiera obtener otro tipo de experiencias. Y la idea de realizar una lista de consejos para mujeres de 30 años surgió cuando aun trabajando, notaba la ansiedad que tenían estas mujeres jóvenes con la idea de envejecer.

Es por eso que decidió compartir en esta comunidad estos consejos muy convenientes para quienes viven un poco ansiosos ante la idea de envejecer.

¡Conoce estos útiles 60 consejos!

1) Recuerda que sólo tienes una vida. No es un ensayo general de modo que, ¡aprovéchala!

2) Con cada experiencia, mantente positiva e intenta ver el lado bueno.

3) Vive el presente, aquí y ahora.

4) Vive a pleno cada día de tu vida porque nunca sabes lo que pasará mañana.

5) Recuerda siempre que todo puede cambiar en cualquier instante.

6) Cada etapa de tu vida es mágica. Ama cada momento y no temas atravesar distintas situaciones.

7) Vive con intensidad el presente y el ahora. Hacer esto mientras todavía joven, te ayudará cuando llegues a los 60 años.

8) El futuro todavía no llegó y la vida es corta para preocuparse por él. ¡Vive hoy!

9) No te encierres. ¡Disfruta de la naturaleza!

10) Busca un empleo o un pasatiempo que te provoque diferentes sensaciones a lo largo de tu vida y que te haga vivir distintas experiencias.

11) ¡Envejece con dignidad! No cambies, sé tú misma.

12) No evites envejecer. Envejece de manera positiva.

13) Envejecer implica cambios. Aceptar estos cambios en tu cuerpo y en tu mente.

14) Ser fiel y honesta con una misma es un proceso lento, ¡pero vale la pena!

15) Conserva recuerdos como testimonios de tu vida, pero siempre ten los pies sobre la tierra.

16) Piensa en esto: Virginia Woolf estaba en lo cierto cuando decía que una mujer necesitaba una habitación para ella misma y 500 dólares.

17) La sociedad marca estereotipos sobre el hecho de envejecer. ¡Olvídalos!

18) Más que preocuparte por el hecho de envejecer, preocuparte por no aburrirte.

19) La edad sólo es un montón de números y no definen quién eres como persona.

20) Aunque no nos guste, el tiempo es implacable y no se detiene. ¡Vívelo a pleno!

21) Nunca dejes de buscar fuentes de inspiración.

22) Nunca dejes de formarte. Cultívate, lee, viaja y aprende.

23) No te preocupes por la moda. Siempre estarás bien vestida si compras ropa clásica.

24) No gastes fortunas en zapatos porque los hombres jamás miran tus pies.

25) No intentes llenar tus vacíos con personas o cosas inútiles.

26) Todas tenemos nuestra propia luz interior. Brillemos de manera vivaz, real y consciente.

27) No te preocupes por las arrugas. Imagina que son como las hojas de ruta de tu vida.

28) Ser feliz no es difícil. Vive con pasión, amor, con el corazón abierto los ojos atentos.

29) Vive pensando que lo mejor está siempre por venir.

30) No compliques tus pequeños momentos de placer. Aprécialos y disfrútalos.

31) Ama y respeta tu pareja y a tus hijos de la misma manera que quisieras que ellos lo hagan contigo.

32) Ama de manera libre y sin condiciones.

33) El momento indicado para tener hijos es el momento en que los desees.

34) Se tolerante contigo misma y con los que te rodean.

35) No te prives de sacar fotos. Tus seres queridos no estarán siempre allí y te sentirás feliz de verlos.

36) Aprende a perdonar a los más jóvenes.

37) Deshazte de tus enojos y tus rencores. Se siempre agradecida y deja que la felicidad colme tu vida.

38) Conserva a tus amigos más cercanos. ¡Esto es fundamental!

39) Valora a tus seres queridos. Siempre estarán allí para ti.

40) Nunca te vayas a dormir enojada ni contigo ni con otros.

41) No dejes pasar un día sin decirle a tu pareja, a tus hijos, a tu familia y tus amigos que los amas.

42) A los 30 años ya eres una verdadera mujer. ¡Aprecia y disfruta de tu belleza!

43) No pierdas el tiempo preocupada por cosas que no puedes cambiar. En vez de hacer eso, cambia las cosas que sí puedes cambiar.

44) Por mucho que lo intente, nunca podrás cambiar a otro. Aléjate de las relaciones que te dañan lo antes posible.

45) Cuida tu piel pero nunca dejes de sonreír.

46) Nunca hables mal de ti misma y siempre confía en tu instinto.

47) No tomes en cuenta lo que no puedes controlar y ten paciencia contigo misma.

48) Aprende a reír de ti misma. No te encierres en la seriedad.

49) Encuentra un poco de tiempo para ti misma todos los días. Ríe y sonríe.

50) Nadie es perfecto. Simplemente sé tú misma.

51) Si eliges tener hijos, ámalos; pero nunca intentes ser una madre perfecta.

52) Permite que tu hijo sea tu maestro. Los niños son capaces de enseñar muchas cosas.

53) No dependas de nadie. Sé valiente, aprende a ser autosuficiente e independiente. Desarrolla tus propios recursos.

54) No te dejes dominar por el miedo.

55) Nunca dejes la espiritualidad de lado.

56) Nunca dejes de ser agradecida. Aun cuando sea un mal día siempre hay algo bueno por aprender.

57) Envejecer tiene un lado positivo: tienes menos responsabilidades y más libertad. ¡Disfruta de esto!

58) Con la edad y la experiencia, batallar es más fácil. ¡Aprovecha!

59) Nunca permitas que alguien te diga que eres muy mayor o muy joven para hacer algo. ¡Esa es una decisión tuya!

60) Envejecer no debe provocarte miedo. Es otro momento de la vida en el que te sentirás bien porque la naturaleza nos prepara para cada etapa que debemos vivir.

A esta altura seguramente ya descubriste que estos consejos no están destinados solamente a las mujeres de 30 o a los hombres de 30 si no cualquiera que tengo un concepto errado sobre la idea de envejecer.

Esto no debe suponer un miedo porque es la sociedad la que nos hace creer que seremos menos bellas, menos inteligentes, menos atractivas o que tendremos menos posibilidades de hacer cosas.

Cada edad es una etapa diferente a la que debemos adaptarnos y con la que debemos sentirnos bien. ¡Los recursos para lograrlo están en nuestras manos!

No dudes en compartir estas maravillosas enseñanzas de alguien que ya estuvo allí, e incluso esperamos que agregues tus propios consejos.

¡Todas las experiencias son importantes!