Todos Pensaban Que Tenía Una Espinilla En Su Cabeza, No Creerás Lo Que Salió De Ahí

Todas las personas en algún momento de sus vidas sufren de lo que se le conoce comúnmente como el acné. El acné son a palabras simples marcas o protuberancias que aparecen principalmente en el rostro de una persona, estas mismas pueden aparecer por muchas razones y factores, siendo una mala alimentación, problemas hormonales o simplemente algo genético las más populares, no solo eso, sino que hay personas que les toca sufrir este tipo de marcas de por vida.

Existen marcas que se forman en la piel que no son precisamente causadas por el acné, estamos hablando de lunares o espinillas, que por lo general ocurren o aparecen desde muy pequeños y siendo francos la gran mayoría de los casos no son más que inofensivas “marcas de belleza” como dicen muchas personas, realmente cada marca tiene una explicación científica pero el lugar en que se forman es usualmente completamente aleatorio.

Hoy, les vamos a contar un suceso que le ocurrió a un hombre que de manera misteriosa le empezó a molestar su “lunar”, veamos lo que ocurrió.

Este hombre desde que era un niño tuvo un pequeño bulto en el cuello que jamás prestó atención ya que realmente no le producía ninguna molestia. Sin embargo, un día ya de adulto le empezó a molestar sin razón aparente y por miedo de que fuera algo peligroso visitó a su médico de confianza.

Cuando le contó al médico que su “lunar” le empezó a doler, este de inmediato tomó la decisión de revisarlo.

Resulta que cuando el médico empieza a tantear este lunar, no resultó ser más que una espinilla o como se le conoce también un punto negro, apenas lo hizo, salió un contenido seroso y desagradable como si fuera un volcán en erupción.

Ambos no podían creer la cantidad de pus que salió de ese lunar, el médico le explicó que estuvo “cultivando” esa espinilla por toda su vida, por lo que no es de extrañar que saliera tanto contenido desagradable cuando lo aplastó.

Síguenos en Facebook ->