Técnica Asiática para adelgazar sin dieta ni ejercicio, ¡Sólo échate de esta manera por 5 minutos!

La técnica asiática de la cual te hablaremos en este artículo se hizo muy famosa en Asia por los grandes beneficios que aportaba a la salud, así que no dejes de leer esta importante información.

Esta técnica fue creada por un médico de japón llamado Fukutsudzi, este hombre escribió con sus palabras en un libro los efectos y beneficios que traía realizar esta técnica.

tecnica asiatica

El creador de esta técnica se concentra en huesos pélvicos. De esa manera, descubre que la causa principal de la acumulación de grasa en el vientre, es una desviación de los huesos de la pelvis y el hueso subcostal y por esto crea esta técnica capaz de modificar esta varianza y eliminar de forma rápida el exceso de grasa acumulada en el abdomen.

Este médico asegura que la técnica asiática  no requiere de herramientas especiales ni costosas, el tiempo de duración es de 5 minutos, 3 veces al día y debe recostarte de forma adecuada.

Técnica Asiática:

Enrolla la toalla y fijala con un poco de cinta, luego siéntate en el piso, coloca la toalla debajo de tu espalda nivelada con tu ombligo y acuestate.

Abre las piernas al ancho de los hombros e inclina las piernas, de manera que los pulgares se toquen, luego extiende los brazos sobre la cabeza y gira las palmas hacia abajo en la posición donde los dos dedos pequeños tocarán, asegúrate de que los pulgares de los pies se están tocando. Acuéstate en esta posición durante cinco minutos tres veces al día.

Cuando hayas terminado con el tratamiento, no debes levantarte de inmediato. En primer lugar, debes voltearte de cualquier lado mientras se está acostado, luego te sientas por un tiempo y luego estarás listo para levantarte.

Si tu cuerpo presenta algún tipo de limitación, debes escucharlo y no esforzarte de más. Si tus manos no pueden extenderse al máximo, llega hasta donde puedes, sin embargo es muy importante que los dedos gordos del pie estén en contacto.

Síguenos en Facebook ->