Según la ciencia, este tratamiento contra el cáncer podría ser mejor que la quimioterapia

Asimismo, en muchos casos, suelen dejar graves secuelas de por vida a la gran mayoría de pacientes que logran vencer un cáncer .
No obstante, a día de hoy es la opción que más garantías nos ofrece a la hora de remitir y destruir las células cancerígenas.

Sin embargo, algo puede cambiar dentro de poco. Tal y como nos indican los científicos, el futuro es más esperanzador y tiene nombre: la inmunoterapia.

tratamiento-contra-el-cancerOncólogos de prestigio como el doctor Alfonso Berrocal nos indican que, en un futuro no muy lejano, lograremos entrenar las “fuerzas de seguridad” de nuestro organismo para que identifiquen a las células malignas con mayor eficacia y las destruyan.

Sabemos que esta idea nos suena a ciencia ficción. Sin embargo, la inmunoterapia no es magia, es medicina y una alternativa factible que puede sustituir a tratamientos tan agresivos como la quimioterapia.

A continuación, te explicamos más datos.

La inmunoterapia es más eficaz y menos agresiva que la quimioterapia

A la hora de tratar un cáncer hemos de estar en buenas manos y seguir siempre el protocolo que nos establezcan los médicos.

A pesar de que la inmunoterapia está dando buenos resultados, aún estamos en esa primera antesala experimental. Por lo tanto, no todos los pacientes pueden beneficiarse de este tipo de tratamiento.

Te recomendamos leer también “el cáncer de pulmón es empieza a ser más mortal en mujeres”

En la actualidad, la quimioterapia sigue siendo la opción más adecuada y necesaria.

No obstante, y aquí se halla ese umbral esperanzador, algunos pacientes con enfermedades más agresivas, como puede ser un cáncer de hígado , han visto grandes mejoras.

Veamos seguidamente más datos para comprender este tipo de tratamiento.
Qué es la inmunoterapia

La inmunoterapia tiene una finalidad muy concreta: ayudar a las propias defensas del cuerpo a localizar y erradicar el cáncer.

Para lograrlo, puede hacerlo de diversos modos:

Al neutralizar una proteína de la superficie de las células cancerígenas.
Conseguir que los linfocitos actúen para neutralizar y destruir los tumores.
Asimismo, los científicos están trabajando también en extraer glóbulos blancos de los pacientes para seleccionar aquellos que tengan mayor actividad antitumoral.
Una vez seleccionados, se cultivan, se activan y se implantan de nuevo en el paciente. De este modo, se consiguen unas células más poderosas para luchar contra los tumores.
En la actualidad también se está trabajando en un nuevo enfoque: las vacunas .
Son las llamadas vacunas terapéuticas. Una vez la persona tiene diagnosticado un tipo de cáncer, se “avisa” al sistema inmunitario de que hay un peligro sobre el cual actuar.
Para dar este “aviso” y lograr a su vez que el nuestro organismo reaccione, se extraen células cancerosas manipuladas con defensas para obtener una pista sobre cómo deben actuar.

Este tipo de vacunas se han utilizado ya en Estados Unidos para tratar el cáncer de próstata.

¿Es la inmunoterapia más efectiva que la quimioterapia?

Lo será en un futuro, pero no ahora. En la actualidad estamos en fase experimental y, de momento, la inmunoterapia solo se aplica en los pacientes más graves cuyo cáncer es muy virulento.

Descubre cómo detectar los quistes de seno

A día de hoy los resultados son esperanzadores.
A diferencia de la quimioterapia, la inmunoterapia no es agresiva.
Los tratamientos son personalizados y se busca, ante todo, que sea nuestro propio organismo quien reaccione frente al cáncer.

La inmunoterapia en la actualidad

En la actualidad se administran fármacos a algunos pacientes para los cuales no hay más alternativas de tratamiento cuando la quimioterapia fracasa.

Los científicos nos indican que es imposible ofrecer un enfoque basado “en exclusiva” en la inmunoterapia porque aún estamos en fase experimental.
Se espera que en 10 años se hayan terminado todos los estudios y pasen ya a comercializarse las vacunas.

Asimismo, se estima que dentro de poco tiempo llegarán al mercado 2 tipos de tratamientos:

Los fármacos de primera generación. Son estimuladores del sistema inmunitario y tienen como finalidad conseguir que los linfocitos estén siempre activados.
Los de segunda generación, por su parte, harán que nuestras defensas sean más hábiles y fuertes contra las células tumorales.

¿Será entonces la inmunoterapia el “único” tratamiento contra el cáncer?

La respuesta es no. En un futuro próximo tendremos “varios” tipos de tratamientos más efectivos para curar el cáncer .

Es decir, no tendremos solo la inmunoterapia, sino que dispondremos varios enfoques multidisciplinares para dar respuesta a la necesidad de cada paciente:

La cirugía, por ejemplo, seguirá siendo necesaria y, por supuesto, las técnicas serán mejores.
Tendremos la inmunoterapia, que nos ayudará a prevenir y a tratar el cáncer de forma más efectiva que la quimioterapia.
No obstante, los médicos nos señalan que la quimioterapia seguirá siendo necesaria en algunos casos, así como la radioterapia.

Síguenos en Facebook ->