Recientemente Científicos dan a conocer la principal causa del cáncer de senos – Es algo que bebemos a diario

Anualmente aproximadamente mas de medio millón de mujeres mueren por culpa del cáncer de mama, estos datos son basados en diversos estudios, así mismo como el cáncer de ovarios, son las dos grandes causas de las muertes de mujeres en el mundo.

Es necesario tomar las precauciones de lugar para poder detectar a tiempo cualquier tipo de problema en nuestros senos, así mismo como librarse de esta enfermedad antes de que pueda desarrollarse.

En este Video te mostraremos lo que los científicos descubrieron que causa el cáncer en los senos.

Video: Descubre la causa del cáncer de mama y esto lo bebemos a Diario.

Como prevenir el cáncer en los senos?

Mediante actividades sencillas, las mujeres pueden contribuir a cambiar sus hábitos y ayudar en la prevención del cáncer de mama y en la detección en etapas tempranas. Algunas de las medidas que podrían ser de utilidad:

  • Control adecuado del peso, incluyendo en la alimentación diaria, bebidas y alimentos saludables.
  • Programas de ejercicio realizados de manera regular.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Realizar exámenes diagnósticos de imagen, en forma sistemática, de acuerdo a la edad y a los factores de riesgo conocidos.
  • Consultar a su médico en caso de tener historia familiar de cáncer de mama (madre, padre, hermanos o hijos) para conocer el riesgo real y los métodos ideales para el diagnóstico temprano.

¿Cuándo se debe acudir con un especialista?

Los signos clínicos o síntomas del cáncer de mama son variables y pueden ser distintos en cada mujer. Por eso es importante conocer la anatomía normal de la mama y aprender bien la técnica del auto examen para poder detectar cambios sutiles y acudir al médico. Algunos signos de advertencia para detectar el cáncer de mama a tiempo son:

  • Aparición de un tumor o masa palpable en las mamas o en la axila.
  • Endurecimiento o hinchazón focal en la mama.
  • Enrojecimiento focal o hundimientos en la piel de las mamas.
  • Eritema, descamación, ulceración o retracción del pezón.
  • Secreción anormal por el pezón (secreción transparente o sangre).
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma de las mamas.
  • Dolor focal persistente (más de un mes y en la misma región de la mama).
Síguenos en Facebook ->