CON EL PRIMER USO DE ESTE INGREDIENTE COMIENZA A NOTAR LA MEJORA DE SU VISIÓN! DESPUÉS DEL 4TO USO, OBTENDRÁS UNA VISTA COMO LA DE HACE 30 AÑOS.

Cada parte de nuestro cuerpo recibe un uso constante al día por lo que poco a poco se van desgastando. Y es que no es de extrañar que a cierta edad o debido a distintos factores llega un punto donde alguna parte de nuestro cuerpo requiere atención adicional por el simple hecho del sobre uso, cosas como la rodilla o algún tendón por lo general son los que más fácil se llegan a dañar, cosa que es bastante normal ya que tenemos un uso constante y muchas veces agresivo de ellos, es decir, las rodillas las utilizamos para prácticamente todo hasta para sentarnos, por eso un dolor en esta área o un desgaste de la zona es de lo más común que le puede pasar a una persona.

Debido a las tecnologías y los aparatos electrónicos en general ha crecido en gran promedio un problema que se les presentaba antes a las personas mayores por general, estamos hablando de la vista y es que con el sobre uso que le damos al ver pantallas y su constante luz hacia nuestros ojos, es normal pensar que tardo o temprano los problemas de visión llegarán, eso sí, hay personas las cuales no tienen este tipo de costumbres pero de igual forma ya sea por la edad o algún otro factor están presentando problemas de visión y en muchos casos es grave.

antes-y-despues-nuevaEn el día de hoy te vamos a mostrar un ingrediente que hace milagros por tu visión, vamos a conocerlo.

El ingrediente que salvará tu visión

El ingrediente se llama Azafrán.

Este condimento alimenticio tiene muchísimos carotenoides antioxidantes, crocina y crocetina, todos estos actúan a nivel celular para así mejorar el problema de la visión.

El azafrán puede ser consumido por suplementos naturales (máximo de 20 mg por día) y en 3 meses han demostrado mejorías impresionantes.

Este estudio fue realizado por la aclamada doctora Silvia Bisti, que asegura que el azafrán afecta los genes que condicionan los ácidos grasos de la membrana ocular, efectivamente haciéndola más dura y resistente.

Para consumirlo en la dieta, recomendamos no más de 20 mg de alta calidad, puedes incluirlo en tus alimentos como un condimento o tomarlo como té.

Síguenos en Facebook ->