Cómo librarte con éxito de una uña encarnada – solo una receta casera que nadie sabe

Desde que tengo uso de razón he sufrido de una uña encarnada, por mas que he tratado de que esto sabe siempre aparece, este es un problema muy común entre las personas, estas dolorosas uñas encarnadas nos provocan un Dolor enorme que n nos permite siquiera caminar tranquilos.

En mi caso, esto ha sido muy común en el dedo gordo de mis pies, este se hincha y muchas veces se infecta, provocando pus, Dolor y un olor que no quisiéramos tener.

una enterrada

Después de leer el siguiente articulo, este problema que viene conmigo con tantos años, he podido solucionarlo, dejando atrás ese dolor, y esa incomodidad que causa tener una uña encarnada.

La manera más fácil de descubrir si en uno de tus dedos gordos de los pies existe una uña encarnada es notando si la piel que se encuentra al borde de la uña se encuentra enrojecida y duela al tacto.

En esta ocasión, la molestia apenas está empezando y es recomendable que se deba tratar de inmediato, ya que si se ignora, las consecuencias pueden llegar a ser bastante graves.

Existen muchas maneras de que este problema surja, dentro de los más comunes podemos mencionar los siguientes: un inadecuado corte de uñas, el uso de un calzado muy ajustado, factores físicos de los pies, es decir, deformaciones en el dedo o en la uña.

Sin embargo, existen varios remedios completamente naturales que pueden funcionar para tratar y contrarrestar las consecuencias de las uñas encarnadas, evitando que se agrave.

Una receta casera que nadie sabe para curar la uña encarnada

Vinagre de manzana

Este tiene grandes propiedades antibacterianas, lo que debes hacer es añadir 1/4 de taza de vinagre en agua tibia y remojar los pies diariamente.

Remojar los pies: si mantienes los pies remojados al menos tres o cuatro veces al día en un recipiente con agua tibia y jabón, esto ayudará a mantener las bacterias alejadas de esa zona. También puedes añadir un poco de sal para suavizar la zona.

Aceites naturales: Estos ayudan a reducir la inflamación y el dolor

Aceites que debemos mezclar y utilizar

5 gotas de aceite de eucalipto.
5 gotas de aceite de árbol de té.
1 gota de aceite de orégano.
5 gotas de aceite de lavanda.
2 gotas de aceite de menta.
60 ml de gel de aloe vera.
60 ml de aceite de coco.

Mezcla todos los ingredientes en un frasco de vidrio, luego aplica un poco sobre la zona afectada, espera que seque y listo. Con estos remedios notarás un cambio enorme en la salud de tus pies.

Síguenos en Facebook ->