EVITA UNA OPERACIÓN QUIRÚRGICA Y EXPULSA LAS PIEDRAS DE LA VESÍCULA SIN DOLOR CON ESTE REMEDIO, SU EFECTIVIDAD ES INCREÍBLE!!

Te damos a conocer un poderoso remedio casero y natural para aquellas personas con piedras en la vesícula, no necesitaras cirugías dolorosas, solo aprende a elaborar esta receta.

Te compartimos este tratamiento natural que contiene aceite de oliva, el pomelo o toronja y las sales de epson, estos ingredientes te van ayudar a eliminar las piedras de la vesícula sin necesidad de una operación quirúrgica.

piedras-pa-fueraAntes de iniciar esta receta no debes tomar ningún tipo de medicamento o vitamina, y se recomienda empezarlo un día sábado.

Remedio natural para expulsar las piedras de la vesícula

Ingredientes:

4 cucharadas de Sales de Epsom que es Sulfato de magnesio.
½ taza de aceite de oliva
1 Pomelo rosado fresco grande o 2 pequeños, suficiente para obtener 1 taza de jugo.
Un recipiente de medio litro de capacidad, con su tapa.

Procedimiento que debes seguir:

Debemos mezclar las 4 cucharadas de las sales de epson en 3 tazas de agua. De aquí dividiremos 4 porciones de 3/4 de taza porción y la podemos poner a enfriar en el refrigerador para que esté fresca a la hora de tomarla.

A las 6:00 PM se debe tomar la porción (los 3/4 de taza) del sulfato de magnesio disuelto en agua. Después, puedes tomar unos pocos sorbos de agua, o enjuagar la boca para quitar el sabor amargo.

A las 8:00 PM deberás repetir la toma de otra 3/4 de taza de Sulfato de magnesio. Recuerda que ya no debes tomar ni comer nada.

A las 9:45 PM mezcla ½ taza de aceite de oliva en el recipiente de medio litro con por lo menos 1 taza de jugo de pomelo. Cierra el recipiente con la tapa bien apretada, y agita vigorosamente hasta que se agüe.
Trata de ir al baño una o más veces, así eliminarás más cálculos.

A las 10:00 PM toma la mezcla del aceite de oliva preparado con el jugo de pomelo. Debes tomarlo despacio tragando sorbo a sorbo y no todo de una vez, de lo contrario puede provocar vómito. Hay que tomarlo de pie y beber todo dentro de 5 minutos (quince minutos para los muy ancianos o personas débiles) después acostarse inmediatamente. Mientras más rápido nos acostamos, más cálculos saldrán.

A la mañana siguiente, cuando despiertes deberás tomar la tercera dosis de sulfato de magnesio. Si hay indigestión o náusea esperar hasta que se pase antes de tomar el sulfato de magnesio. No tomar esta porción antes de las 6:00 AM y 2 horas después, tomar la cuarta y última dosis de Sulfato de magnesio.

Transcurridas 2 horas mas ya se podrá comer. Te recomendamos comenzar con jugo de fruta y media hora después comer fruta. Una hora después se puede comer comida regular, pero que sea liviana. Ya para la cena deberemos sentirnos recuperados.
Anuncio

Síguenos en Facebook ->