Envoltura de miel para acabar con la tos y la congestión nasal. ¡Especialmente recomendados para niños!

Las gripes son una de las alteraciones corporales más comunes que hay. Sus causas pueden ser por distintos motivos y varios factores, pero sin duda todos al menos una vez en nuestras vidas hemos sufrido de una congestión nasal, una tos o la misma gripe y es que una gripe no es más que una reacción del cuerpo por intentar eliminar a un intruso o a un virus que se filtró en nuestro sistema, la realidad es que la gripe es una reacción que indica que a pesar de tener la virosis.

Nuestro sistema funciona de forma correcta y efectiva, por lo que visto desde ese punto de vista tener una fiebre repentina o una gripe no es del todo malo.

remedio-para-tosLo realmente malo de esto es todos los síntomas que vas presentando mientras tu cuerpo elimina la amenaza, siendo la tos y la congestión nasal las más comunes, en especial en los niños dado que estos son sus primeros síntomas sin lugar a dudas, de hecho, el conseguir un remedio o una medicina que sea gentil para el delicado sistema de un niño no es tarea sencilla y muchas veces termina siendo un dolor de cabeza para los padres, es por eso que hoy te vamos a enseñar un remedio natural muy efectivo para que puedas acabar con la congestión, la flema y la tos de los niños sin ninguna clase de riesgo, vamos a verlo.

El remedio natural con miel para los niños

La envoltura de miel ha sido un tratamiento muy conocido por generaciones, tiene alto poder curativo y no representa un riesgo para la salud, te enseñamos como prepararlo.

Necesitarás

300 gr de miel pura

Harina

2 cucharadas de aceite de oliva

Unas gasas

Servilletas

Cinta adhesiva de primeros auxilios

Preparación

Debes mezclar la miel y el aceite de oliva hasta lograr una forma homogénea.

Luego debes agregar la harina para que no se pegue en tus manos

Estira la servilleta en una superficie plana y con una espátula de madera, esparce toda la mezcla.

Esa compresa resultante la vas a cubrir con gasas.

Luego de esto, adhiere la envoltura de miel al pecho o la espalda del niño dependiendo el problema con la cinta adhesiva de primeros auxilios.

En el pecho para tos, catarro y congestión.

En la espalda para botar flemas y limpiar los pulmones

Deja actuar este remedio por unas 3 horas, verás como el niño empieza a sudar y a botar todas las toxinas de su cuerpo.

Recuerda no colocar la envoltura encima del corazón del niño, puede ser o más abajo o más arriba, nunca encima de este.

¡Mucha suerte!

Síguenos en Facebook ->