Dos Remedios Que Los Dermatólogos No Quieren Que Sepas Para Las Estrías

El cuerpo humano es uno de los temas más complejos y más amplios que hay en la actualidad por el simple hecho de que no podemos identificar los suficientes patrones como para poder segmentar a las personas por ciertas características.

En este artículo en particular vamos a hablar acerca de las estrías y te vamos a mencionar dos tratamientos que los dermatólogos no quieren que sepas por el simple hecho de que son sumamente fáciles de realizar, mucho más económicos que ir a una consulta con ellos y mucho más efectivos que sus tratamientos impagables.

eliminar estriasAhora bien, cuando hablamos acerca de las estrías siempre vamos a pensar que son porque hemos engordado pero eso no es así hay miles de personas que son delgadas y simplemente estas aparecen por alguna carga genética, por nuestra alimentación, por el simple hecho de que más bien hemos perdido mucho peso sin haber hecho el ejercicio correcto.

Lo ideal es que si la persona va sufrir un cambio muy grande en su cuerpo bien sea subir de peso o bajar de peso, embarazo o cualquier cambio hormonal la persona se cargue de alimentos llenos de colágeno al igual que tenga cualquier tipo de bebida con aloe vera.

Sin mayor preámbulo les vamos a presentar los dos tratamientos para eliminar las estrías de los que les hemos estado hablando:

Sábila y Azúcar: Lo primero que tenemos que hacer es comprar siete hojas de sábila o mejor conocida como aloe vera, le vamos a extraer el cristal que tiene adentro y lo vamos a mezclar con azúcar morena, esto nos lo vamos a aplicar en la zona afectada dejando que repose por diez minutos y luego lavaremos con agua tibia.

Si realizas este procedimiento por una semana verás como la piel se ve más clara y mucho más suave, detén el tratamiento por dos semanas y comiénzalo nuevamente, poco a poco verás como ya no queda nada.

Aceite de cola de caballo: Para esto necesitaremos 150 g de cola de caballo, 25 g de rosas, 10 gotas de jugo puro de limón diluidos en 1,5 litros de alcohol y dejarlo macerar por 28 días. Posteriormente vamos a colar el líquido que se genere y lo meteremos en la nevera, cuando esté lo suficientemente frío lo aplicaremos en la zona afectada como si fuese un aceite para masajes.

Esperamos te haya gustado este artículo y te atrevas a realizar por lo menos uno de estos tratamientos, si ya te aparecieron las estrías no importa si ya no están rosadas si no pasaron a ser blancas esa es piel que igual se puede curar con el paso del tiempo lo importante es el cuidado que tú le pongas a ellas

Síguenos en Facebook ->