Después de leer esto consumirás ajo todos los días

El ajo es rico en propiedades medicinales y lo mejor es consumirlo de forma cruda, pues cuando se cocina pierde el 90% de sus propiedades.

Puedes utilizar el ajo entero, machacado o picado, para tener un mejor efecto. El ajo era usado como un medicamento natural mucho antes de ser usado como condimento. En muchas civilizaciones antiguas el ajo se consumía para dar energía y proveer protección de todo tipo de males, por lo que aquí te mostramos los motivos para consumir ajo todos los días.

Razones o motivos para consumir ajo todos los días

Antibiótico natural

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En 1858 Louis Pasteur mostró que el ajo era un antibiótico natural, ya que detenía el crecimiento de bacterias que eran preparadas en un cultivo de laboratorio; durante la Segunda Guerra Mundial, debido a la escasez de antibióticos, el ejército ruso lo utilizó masivamente.

1) controla el colesterol

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford, en California señala que la alicina que contiene el ajo reduce los niveles de colesterol total y triglicéridos altos.

2) Mejora la circulación

Al ayudar a disminuir el colesterol y prevenir que este se adhiera a las paredes arteriales, se disminuyen también las obstrucciones arteriales o arteriosclerosis que es la causa de la mayoría de infartos al corazón y derrames cerebrales.

El principal efecto positivo del ajo proviene de la vitamina B, misma que reduce los niveles de homocisteína, una sustancia que puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos y del selenio que ayuda a combatir las enfermedades del corazón.

3) Regula la hipertensión

Un ensayo clínico de la Universidad de Adelaida, Australia analizó los efectos del ajo sobre el sistema circulatorio para controlar la presión sanguínea y encontró que los participantes con presión arterial alta, que ingirieron un solo diente de ajo al día tenían una reducción significativa en la presión arterial sistólica y diastólica.

4) Anticancerígeno

Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill halló que las personas que consumen ajo crudo tienen la mitad de riesgo de cáncer de estómago y dos tercios el riesgo de cáncer colorrectal. El ajo bloquea la formación de potentes compuestos cancerosos, denominados nitrosamina, que pueden producirse durante la digestión de determinados alimentos.

Síguenos en Facebook ->