DESCUBRIMIENTO ESTREMECE AL MUNDO: EL CUERPO HUMANO CURA EL CÁNCER POR SÍ MISMO

Existe un nuevo método para tratar la leucemia (cáncer a la sangre), el cual fue desarrollado por expertos del Fred Hutchinson Cancer Research Center, y se demostro que es efectivo en un 94% de los pacientes. En esta terapia las células inmunes atacan el cáncer metastásico del paciente.

Estos pacientes en las últimas etapas de la enfermedad, y a quienes los doctores habían predicho que tendrían solo 2 meses más de vida, después del tratamiento ya no tenían síntomas de leucemia linfoblástica aguda.

18 meses después fueron sometidos a una serie de exámenes, los cuales demostraron que la enfermedad no había regresado.

El método de los científicos de Seattle todavía está siendo investigado, pero los sorprendentes resultados de los exámenes clínicos han dado la esperanza de que la cura para una de las peores enfermedades de nuestros tiempos puede ser prontamente puesta en uso.

La terapia mencionada anteriormente utiliza las propias células inmunes del paciente para atacar el cáncer metastásico. Como parte del experimento, los doctores trataron los linfocitos-T (un tipo de glóbulo blanco) usando moléculas especiales, para permitirles reconocer y atacar a las células tumorosas.

De esta forma las moléculas tratadas, conocidas como “receptores de antígenos quiméricos”, luego regresaron al cuerpo del paciente a través de una infusión, la cual ha limpiado totalmente los síntomas de la leucemia.

De acuerdo a los científicos, la modificación de los linfocitos-T ha demostrado ser efectiva contra el cáncer a la médula ósea.

Dr. Stanley Riddell

“Creo que estamos en el comienzo de algo grande. esta es una verdadera revolución! Los linfocitos-T son “medicina viviente”, la cual puede sobrevivir en el cuerpo del paciente toda una vida” – dice el doctor Stanley Riddell del Fred Hutchinson Center, uno de los investigadores que dirigen la investigación, quien ha presentado los resultados el 14 de febrero del 2016.

Otra característica de los linfocitos-T es que son capaces de “almacenar” a las células cancerígenas, lo que significa que, en caso de que la enfermedad vuelva, la atacarán y destruirán nuevamente.

Los expertos de Seattle han notado que es necesario realizar una serie de estudios detallados antes de que una nueva forma de tratamiento esté disponible.

Lo bueno de éste método es que no cuesta mucho dinero y es relativamente simple.

Síguenos en Facebook ->